Receta de remedio casero con plantas medicinales - Diana Burillo Blog
344
post-template-default,single,single-post,postid-344,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Receta de remedio casero con plantas medicinales – Parte 1

Hola de nuevo,

¡¡¡¡Qué frío!!!!

Sí, es cierto. A estas alturas, después de unos cuantos días tiritando, ya tendría que haberme acostumbrado y no debería quejarme tanto. Pero, qué quieren que les diga, una es mexicana y, lo siento, este frío le pilla siempre por sorpresa. No se imaginan las ganas que tengo de que llegue la primera y volver a disfrutar del sol y el buen tiempo…¡brrrrr!

Aunque, pensándolo bien, las épocas de frío también tienen sus ventajas. En realidad, son la ocasión perfecta para preparar remedios caseros medicinales con los que prevenir o curar los resfriados, los catarros y las gripes tan horrorosas que suelen traer consigo las bajadas de las temperaturas. ¿Qué mejor para nuestro vídeo de esta semana, entonces, que una receta de infusión de romero y eucalipto para que hagan unos vahos y ayudarles a abrir y limpiar los pulmones y las vías respiratorias?

No se crean que he elegido esta receta por casualidad. El romero es, junto con el aloe vera, una de mis plantas medicinales favoritas. Y lo es por muchos motivos. Quienes hayan trabajado alguna vez como chef o sean aficionados a la cocina, como en mi caso, sabrán que el romero es una de las especias más utilizadas y populares a la hora de guisar. Además de tener un aroma delicioso, es un gran potenciador del sabor que contribuye a dar a los platos una gran variedad de matices.

En lo que se refiere a su uso medicinal, el romero es una planta enormemente beneficiosa para la salud. Prácticamente es un remedio universal. Gracias a esa fragancia tan característicamente fresca, su uso está recomendado para tratar problemas relacionados con el aparato respiratorio. Además, tiene propiedades digestivas, es bueno para el hígado, cuenta con propiedades antioxidantes y una buena dosis de potasio, mantiene el colesterol a raya… Y una cosa que seguramente no conozcan del romero: ayuda a prevenir las caries y elimina el mal aliento. ¿No les parece alucinante?

Lo mejor que tiene estos vahos es que su preparación es muy sencilla. No necesitan más que poner a calentar en un cazo con agua al que añadiremos un par de ramitas de romero para que se infusionen. Yo les recomiendo que compren una plantita de romero y la tengan a mano en la cocina. De este modo, siempre que lo necesiten podrán disponer de romero fresco, que siempre es mejor que el que se vende envasado. Por favor procuren cortar las hojas y las ramas con delicadeza. No olviden que las plantas son seres vivos y también tienen sentimientos.

Para cuando el agua empiece a hervir, el romero habrá soltado todas sus propiedades y tendremos lista la infusión. Llegado ese momento, retiramos el cazo del fuego y vertemos su contenido en un cuenco en el que previamente hemos colocado cuatro o cinco hojas de eucalipto que aportarán un toque adicional de frescor a nuestra infusión. Después de esto, sólo nos faltaría sentarnos a la mesa, cubrir la infusión con un trapo limpio y empezar a inhalar sus vahos.

Si se han quedado con ganas de conocer más recetas con plantas medicinales, no se preocupen. La semana que viene volveré con otro remedio casero, esta vez con el aloe vera como ingrediente principal ☺

Hasta entonces, por favor no se olviden de dejarme sus comentarios y opiniones, cuídense y recuerden: la salud es lo primero; health is the first wealth!

1Comment

Post A Comment