Receta de exfoliante mediterráneo con huesos de aceituna

Hola de nuevo,

¿Cómo les fue la semana? ¿Tuvieron ocasión de marcharse de puente? Yo disfruté de unos días maravillosos en Lisboa, una ciudad que me fascina por muchísimas razones: la hospitalidad de su gente, el contraste entre la placidez que se vive durante el día y el ambientazo que reina cuando llega la noche, ese encanto tan especial que tienen sus calles… La verdad es que se me hace un lugar perfecto para perderme y desconectar por completo durante unos días.

Quienes, por ejemplo, se hayan animado a ir a esquiar o hayan visitado la sierra y necesiten algo de ayuda para recuperarse del frío y las agresiones que su piel ha sufrido a lo largo de la última semana, no se pierdan la sesión de belleza que les traigo hoy porque voy a darles la receta de un exfoliante mediterráneo a base de huesos de aceituna, lavanda, agua de romero y aceite de oliva que ustedes mismos pueden luego preparar en sus propias casas.

Pese a que puede dar la impresión de que se trata de un exfoliante para su uso exclusivo sobre el cuerpo, no teman a usarlo en la cara o si tienen la piel especialmente sensible porque el hueso de aceituna viene perfectamente triturado, de modo que no resulta agresivo en absoluto. De hecho, este exfoliante está especialmente indicado para su aplicación sobre el cuero cabelludo, ya que gracias a su textura es de gran utilidad a la hora de retirar el exceso de sebo y las obstrucciones que se almacenan en los poros de la cabeza, renovar las células, oxigenar la piel y eliminar los problemas de caspa y descamación. Para nuestra receta de hoy necesitaremos 100 gramos de triturado de hueso de aceituna como el que tienen a su disposición en cualquiera de los centros de HandMade Beauty.

A nuestro cuenco con el hueso de aceituna le incorporaremos, por este orden, un puñadito de hojas de lavanda, 20 mililitros de agua de romero que aporten algo de aroma a este exfoliante mediterráneo, otros 20 mililitros de aceite oliva que ayuden a ligar la mezcla y unas gotitas de aceite esencial de lavanda que potencien las propiedades de las hojas que hemos añadido al principio. Recuerden que tanto el agua de romero como las hojas y el aceite esencial de lavanda, al igual que el hueso de aceituna, lo pueden encontrar en HandMade Beauty.

Ahora solamente queda remover bien la mezcla hasta que se creé una especie de pasta granulada que aplicaremos sobre el cuerpo, no sin antes cepillarlo con una esponja de cerdas naturales. Esto es un paso fundamental que favorece la activación de la circulación sanguínea, lo que prepara la piel para la aplicación del exfoliante y hace que penetre mucho mejor. Si en lugar del cuerpo van a utilizarlo para la cara o el cuero cabelludo, basta con un lavado con jabón y un buen aclarado previo.

Y esto es todo por esta semana. No se olviden por favor de dejar sus comentarios e impresiones sobre la receta. Estoy deseando saber qué les ha parecido 😉

Me despido hasta la semana que viene. Hasta entonces, cuídense y recuerden: la salud es lo primero; health is the first wealth!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *